Testamento vital

El otro día tuve ocasión de ver lo que era, ya que una amiga de la familia, de cierta edad, se pasó por mi casa, para que le firmaramos como testigos. No conocía nada sobre este tema, y he echado una ojeada por Internet, además que me llenara de halago que esta persona pensase en mi como testigo de dicho documento. A mi me parecía que ponía algo de “??ltimas voluntades” pero resulta que no, qué últimas voluntades es el registro que dice que tienes un testamento y éste dónde está.

Testamento vital se trata de dejar constancia por escrito de que cuidados o tratamientos quieres recibir para cuándo no puedas elegirlo por ti mismo. En este documento que era del Gobierno Vasco, podías elegir si querías diversos tratamientos o no, supongo que las Comunidades Autónomas se??an quiénes tengan competencias en estos temas, y será parecida en todas ellas.

Me resulto gratificante saber que existan este tipo de voluntades, y que sean completamente legales, siempre me ha parecido que una persona debe elegir si quiere seguir viviendo cuándo se encuentra en situaciones de sufrimiento, incapacidad grave, etc…

Iglesia.

Lo que me llamó la atención fue, que esta persona es profundamente cristiana, y le comenté si la iglesia aceptaba esto, porque yo creía que no, y me dijo que si, que había ido a la iglesia y le habían dicho que la iglesia si que lo admitía.

Efectivamente veo que existe un documento en la web de la Conferencia Episcopal, que admite el testamento vital.

Debate.

Por lo que he leído en Internet parece ser que la ley y la iglesia católica, distinguen entre eutanasia activa y eutanasia pasiva.
“El debate planteado es indivisible del concepto de eutanasia, existiendo para éste ámbito quienes diferencian entre eutanasia activa y eutanasia pasiva. Eutanasia activa incumbe a la acción de quitar la vida de manera artificial a un paciente que no moriría por medios naturales.

Eutanasia pasiva corresponde a la muerte por la no-aplicación de tratamientos médicos ante una patología que, de no ser asistida, provocaría la muerte del afectado. Aquellos que sostienen la validez y necesidad de respetar un testamento vital consideran que la eutanasia pasiva no es más que dejar a la naturaleza hacer lo que la medicina no puede remediar.”

Es decir, que parece ser que si una persona se encuentra en estado terminal y no puede respirar y no se le pone respiración asistida sería eutanasia pasiva, pero si esa misma persona que tiene ya la respiración artificial colocada, y está en un estado terminal, quitársela sería eutanasia activa, y por lo tanto un delito grave. Si lo lee algun jurista, por favor que me lo aclare.

¿No es realmente lo de eutanasia activa y eutanasia pasiva, una distinción para ponerle moralmente a una persona más fácil el tomar una decisión, o para darle legitimidad legal, si al fin y al cabo es lo mismo?

La sociedad va cambiando, aunque algunos estamentos, y gobiernos no lo quieran ver, y a veces, tanto en esto, como en las bodas entre personas del mismo sexo, como en el tema de las células madre, hasta que alguien no se encuentra cerca de ello, suele ser el más moralista.

Esta persona, profundamente cristiana, me recomendó ver la película Mar Adentro, que tengo en casa pero en su día no quise ver, le había emocionado mucho. La veré pronto.

9 pensamientos en “Testamento vital

  1. Jorge

    Pues si que estamos bien, ¿cómo que todavía sin ver Mar Adentro? Bueno, yo tampoco la he visto 😛
    Con lo del testamento vital, totalmente de acuerdo, en un futuro también me lo haré, ¿me lo firmas tu? 😉

  2. IGONE

    me temo pichin que tu tendrás que lidiar conmigo y mi conciencia… así que un documento firmado por el señorito segurola me vale de bien poco 🙂

    yo la película en cuestión no la veo ni la veré, porque la considero un asesinato en toda regla.

    Y la eutanasia pasiva no es ninguna forma de aliviar conciencias, es una forma de decir, yo por esto no paso, ante tratamientos que pueden ser mas dolorosos que realmente eficaces para la persona.

    Con respecto a celulas madre, me temo que supondrían una curación para mi, pero no tolero que se juege con una persona para curarme a mí. Si Dios me ha dado esta enfermedad, será por algo, y matar una vida, para salvarme a mí…es moralmente inaceptable.

  3. Jorge

    Pues perdona que te diga, pero yo firmaré lo que me salga de las narices. Es más, por mi parte aprobaría la eutanasia bajo unas condiciones, no me gustaría estar como un vegetal.

    Con respeto a lo de las células madre, leete bien esto. Ah, y como Dios te ha dado esta enfermedad, supongo que a los estadounidenses les dió la bomba atómica para que mataran a miles de japoneses, por poner un ejemplo. Viva el reduccionismo absurdo 😉

  4. IGONE

    jorge, que eso, no me dices nada.. empezamos por ahí y acabamos con bebes probeta para curar a algunos…

    y Dios no dió a los estadounidenses nada, lo crearon ellos solitos… ahí está la ética de Galo…

    Viva tus ganas de estar en mi contra estos días…

  5. Celia

    Igone, creo que tu fe está muy confundida, y lo digo con el mayor de los respetos.
    Yo soy cristiana militante, pertenezco a las comunidades Acción Solidaria y según mi propia experiencia del Amor de Dios, ??l nunca enviaría una enfermedad a nadie; estas son por desgracia, puramente biológicas y Dios en absoluto las desea para nadie.

    ¿Qué Dios perverso y caprichoso te has creado en tu imaginería que envía enfermedades terribles a ciertas personas? ¿Por qué a unas sí y a otras no? y…¿qué me dices del hambre en el mundo, también es obra del maligno Dios?

    Creo que es una manera muy fácil y cómoda de autojustificarnos: qué fatalidad, Dios “el malote”, nos lo manda, pues ala, a aguantarse, no se puede hacer nada más que penar… Así nunca cambiamos nada ni cuestionamos nada.

    No querida, estás muy confundida y me das mucha pena:
    Dios es puro Amor, no sabe hacer otra cosa que eso: Amar.
    Nos da la libertad absoluta para que hagamos del Mundo lo que queramos, (y así nos va, claro) y ??l lo único que hace es acompañarnos en nuestro dolor y sufrir con nosotros, en las enfermedades y desgracias y llorar cada vez que se le muere un hijo/a suyo/a, ya sea por enfermedad física o por injusticia social…

    Ese es el Dios verdadero, el de los evangelios, el de Jesús de Nazareth,incluso el del Antiguo Testamento, que se compadece y vibra con la Historia de su pueblo.

    Si quieres descubrir una nueva fe y un nuevo Dios liberador que te ama por encima de todo y que te puede convertir en una persona nueva, me gustaría ayudarte, porque me da mucha lástima la gente que sufre tanto por haber sido contaminada con una fé castrante como la tuya.

    Galder me conoce muy bien, si quieres, él te puede poner en contacto conmigo.
    Con afecto:
    Celia

  6. neska

    Gracias celia, pero ¿Quien dice que no estas confundida tu?

    Yo estoy metida en una prelatura de la iglesia católica, … supongo que rapidamente lo pillarás 😉

    te contesto en otro momento, que estoy con el pelo mojado….

  7. IGONE

    Hola Celia…

    perdona no haber escrito ayer, pero estaba a otras cosas..

    Te contesto.

    Lo primero, militar, militaras en EA, PSOE, PP, PNV… un católico no milita en organizaciones religiosas, es hermano de sus hermanos, no compañero de partido…

    Y partimos de una diferencia, tu te confiesas cristiana, yo cristiana también, pero apostillo, cristiana católica, miembro de la Santa Iglesia Católica Universal, de Roma.

    Te parecerá un pequeño matiz, pero cristianos también son los protestantes, y yo de protestante tengo poco, aunque suela protestar mucho.

    Dices que mi fe esta muy confundida…. Jo chica, para lo que sirve una conversación en un blog e? Tengo sacerdotes a mi alrededor, que reconocerán que meto la pata cada dos por tres, pero de ahí a decir que estoy muy confundida… Simplemente tenemos diferentes visiones, cada cual optará por la suya, de acuerdo a un ambiente, un entorno familiar, pero si tu y yo estamos confundidas, solamente lo sabe Dios…

    Dios no desea el mal, de acuerdo, el nos quiere, pero puede que por unas circunstancias, por las que sea, aparezca algo en nuestras vidas, y el permita que nos suceda, para que nos demos cuenta de nuestra situación e intentemos cambiarla. Y sobre todo, llevarlo con mucha alegría.

    Yo en ningun momento culpo a Dios, eso te lo has sacado de la manga, porque es todo lo contrario.

    En mi caso, se que el me permitió padecer esta enfermedad, por mis circunstancias, por mi vida en otros tantos aspectos de mi situación, y se que mi abuela padece una enfermedad por la que he rezado muuucho y seguiré haciendo, para ayudar a unirnos mas como familia, a que nos sintamos verdaderamente hermanos, y nos unamos ante el dolor, pero también la alegría de la vida eterna.

    Gracias por tu ofrecimiento, pero no necesito que me ayudes en nada, me temo que has malentendido un comentario, porque Jorge, creo que de las veces que lo hemos hablado, entiende mi visión perfectamente, y el comentario, era para el…

    Yo te invito a tí, aunque supongo que lo harás si te confiesas cristiana, a meditar en los misterios de Nuestro Señor a través de la oración, a que te acerques más si cabe al sacramento de la reconciliación, para vivir en Gracia de Dios, y que le descubras siempre que puedas, en la eucaristía, que eso si es el mayor acto de amor que podemos demostrarle. Quedarnos con él a su lado, cada vez que se vuelve a entregar por nosotros.

  8. ingrid

    hola
    pues para mi esta pagina es de gran ayuda ya que estoy por terminar mi carrera y sin saber elegí este tema para mi tesis asi que mucho agradecere su ayuda con mas informacion de este tipo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *